Estamos por el buen camino.

Ya hemos acabado el mes de septiembre, poco a poco vamos recuperando las rutinas, clases, actividades extra escolares, etc. Ya lo vamos notando en el comedor, los niños de otros años vuelven a comerse la ensalada y el resto de los platos los van asumiendo con normalidad, hay que comer de todo. En cuanto a los nuevos niños, hemos detectado una adaptación muy rápida, incluso los mas pequeños disfrutan de la ensalada aliñada con su aceite de oliva, ¡mojando en el aceite ese pan de horno de leña de Viznar! que tanto nos gusta. Ahora estamos en otoño y tenemos que disfrutar de los productos que todavía nos ofrece la huerta, la calabaza se esta haciendo uno de los elementos de base de nuestros guisos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *